viernes 20 - octubre, 2017

Jesús Nazareno de la Dulce Mirada, Santa Ana

24 de marzo, 2015

Por: Eventos Católicos

“Firmes en la Fe”

4to Domingo de Cuaresma.

 

Todo el conjunto representó un Santuario en el cual se ofrecían los rituales religiosos antiguamente. Al frente con la exhortación divina del apóstol San Pablo a los hebreos: “Hermanos, sigamos firmes en la Fe”. Seguidamente una mesa en la cual se aprecian los elementos con los que se celebra la antigua alianza. La imagen de “Melquisedec” que representa al sacerdote de Dios Altísimo, que su nombre significa “Rey de Justicia”, quien con un incensario purifica el antiguo altar y los rollos del antiguo testamento, que profesaban la venida del Hijo de Dios; un pesebre representa el momento en que Jesús llego al mundo y recuerda que el Verbo se hizo carne.

Al centro del anda, apreciamos la unión de la Antigua con la Nueva Alianza, Altar Sagrado que resguarda el Arca de la Alianza, elemento santo que representa el lugar del perdón, custodiada por las imágenes de Moisés y Josué quienes resguardan el recipiente sagrado de la presencia Divina de Dios en la tierra y simbolizan el pacto divino entre los hombres en el antiguo testamento, la cual pasaría a un segundo plano con la venida de Jesús Nuestro Señor; quien al entregar la vida por la humanidad y resucitar al tercer día, instituyó la sangre nueva y eterna quedando para la humanidad como el sumo sacerdote para limpiar y purificar nuestras almas, hoy representados por Jesús Nazareno de la Dulce Mirada, ataviado con túnica de color buganvilia y bordados en hilos de oro, que se constituye como el Nuevo Testamento.

En la parte posterior del adorno apreciamos un altar en el cual un sacerdote oficia la Santa Misa que nos fue instituída por Jesús desde hace más de dos mil años, la cual nos representa la Sangre y Cuerpo de Jesús en el momento de la Consagración.

Cierra el conjunto un medallón que reza la frase “Cristo, eterno y sumo Sacerdote”, la cual nos invita acercarnos con confianza al Dios de bondad, porque el tendrá piedad y misericordia de nosotros.

Oración a Jesus de la Aldea de Santa Ana.

Por. José Fernando Morales Méndez (Q.E.P.D). Antigua Guatemala, 1985.

 

¡Oh Jesús! De sublime mirada

te pedimos con humildad

que escuches la voz de un pueblo que te aclama

implorando por el perdón de sus pecados

Jesús Nazareno, tu que por nosotros sufriste y sigues

Sufriendo,

Permite que postrados humildemente ante, oremos

Y te pidamos que seas nuestro guía en el largo sendero

De nuestra vida para poder asi ser mejores y aliviar un

Poco tu pesada carga.

Jesús, te imploramos por la paz

De nuestro departamento, de nuestra patria y del mundo.

Por el bienestar de todas las familias del orbe

Que tu cobijas

Bajo tu precioso seno, aunque por todo esto no tengamos

Mas que entregarte que a nosotros mismos.

Jesús Nazareno de la Aldea de Santa Ana,

Que tu dulce mirada caiga sobre nosotros

como un reflejo portador de paz y que al ver tu divina

frente ensangrentada traiga a nosotros el arrepentimiento

y a la vez buscar una reconciliación definitiva contigo.

 

Fuente: Revista del 4to Domingo de Cuaresma Aldea Santa Ana, Antigua Guatemala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro boletín